Entradas

Mostrando las entradas de julio, 2017

La batalla y la calma

Imagen
Dentro de mí vive un monstruo insaciable. Es una criatura extraña. Mágica. Inquisitiva. Silenciosa. Con una fuerza superior a mí. Ahora lo entiendo mejor: mi curiosidad alimenta mi creatividad. No es hasta ahora que puedo expresarlo en palabras, al menos en éstas palabras.
Me considero una artista multifacética y prolífica. Inquieta. Tengo la fortuna o tragedia (depende de como se mire) de tener excelente memoria e imaginación. Soy capaz de recordar números, códigos, claves, rostros, cartas, escritos. Por eso puedo pasar del grabado a la ilustración a la fotografía al diseño de accesorios al corte de papel (papercutting), al libro artesanal, al diseño de modas sin tener mayores problemas, solo los que cada medio requiere en materiales.Disculpen si todo esto aquí parece un mar de auto halagos y de un yoyeo de mal gusto. Todo esto viene por que hay un medio que siempre me ha paralizado: la pintura. Y todavía no entiendo del todo porqué. He intentado en varias ocasiones “domesticarla” sin…

Los ciclos

Poco a poco he ido retomando lo que estaba suelto. Culminé por fin el mayor proyecto que he tenido hasta ahora: las ilustraciones para un libro infantil. Si todo sale bien en unas cuantas semanas ya estará fuera de imprenta. Por lo demás, vivo un campo de batalla diario y continuo, como el resto del País. He decidido volver a practicar mi inglés con mi blog (journal) en ese idioma, por lo que probablemente, me tomaré un breve descanso de este, o me dividiré los temas según mis emociones me vayan guiando. Ya no doy nada por sentado, excepto lo obvio (envejecer y morir).Sigo en esta etapa metamorfósica de cambios y procesos, de pasos, de ideas, de fracasos y mínimos avances. Evoluciono. Me adapto. Soy como una ameba, que se estira y encoge dependiendo de los cambios externos. Aún me carcome saber si saldré de todo esto y lucho fuertemente para no dejarme arrastrar por la desolación y las frustraciones. Sigo descifrando como convertir el dolor y la rabia en alegría, en pequeñas dosis de …