Entradas

Mostrando las entradas de noviembre, 2016

El primer de los adioses

Imagen
“Uno se despide insensiblemente, de pequeñas cosas…”-canción popularAnte la confusión de no tener nada, los ecos invisibles de las puertas que se cierran retumban en la visión que tenemos ahora de la vida. No es nueva la noticia de la partida. Es más bien un augurio que se viene gestando desde años, siempre con la pena de querer quedarse por yo no sé qué romántico sueño que ahora yace muerto en los párpados de todos mis espejos. Eso, que la confusión nos lleva al desespero. Y allí, es que comienzan los adioses.Me separo, minuto a minuto de la imagen cotidiana. Este vivir isleño y repetitivo. A sucumbir a la despedida. Y en todo esto descubrí que no hay un solo adiós, hay muchos. Tantos…Generalmente, el primero no es el más que duele, aunque nos deje sin aliento. Sospecho que es el último el que te derrumba de un lado, del lado del corazón.Aprendí (hace poco) el peso que tienen los vacíos cuando algo se va. Esas pequeñas cosas que nos acompañan sin darnos cuenta y cuando pasas revista …

Los días llorosos...

Imagen
Hay días en que parece que todos lloramos a la misma vez. Tierra, cielo, mar y nosotros. En especial este silencio de vida que retumba en los talones, a veces caminar pesa. A veces, te eleva. 
Noviembre llora religiosamente. Cada uno de sus días tiene un llanto distinto. Me duele ver a los gatitos de San Juan juntitos bajo la lluvia, los pájaros, la luz que nos dio la espalda. Qué se hace con tanta despedida guardada?  Con tanta poesía escondida?
A veces me detengo a mirar las gotas que caen y hago vídeitos que luego borro. Es que siempre quiero cazar el espíritu de lo imposible. Quizás es que también yo quiero ser espíritu, de esos como los de Ghibili. 
Hay días en que se llora en todos los rincones. Es la lluvia en la cara. Es la lluvia en el alma. Es l    a   ll  u   vi    aaa. 
Hay días tan comunes, tan abismales, tan salvajes en su modestia. Hace un mes que llueve sin parar. Hace un mes que somos agua. Es la despedida. Hay tanto que limpiar. Tanto...

Un día para crear...

Imagen
No hay palabras para describir toda la madeja de emociones y pensamientos que me invaden en éstos momentos. Es quizás como una mezcla de rabia y decepción. Algo muy parecido al luto. 
Me levante esta mañana muy temprano con un malestar en el espíritu. A la distancia unos tiros o petardos me confirmaron lo que ya mis tripas sabían. Confirmado por el periódico un vacío inmenso me cubrió. Algo que es más fuerte que la sensación de pérdida. Algo peor que el refrán: "esto se jodio". 
Me vestí de mi habitual negro pero hoy bajo una tristeza perdida. Como un golpe que se lleva sin remedio. 
La primera impresión en la mañana fue de que el mundo se acabó y no es por tonterías religiosas. Sino que tal como lo conocemos acabó. La más profunda incertidumbre me invade y yo que creía que ya nada podía arrastrarme más abajo. Duele. Algo en la existencia se quebró. 
Me he refugiado en las palabras de amor y humanidad de muchos artistas e ilustradores/as que sigo. Busco palabras de bondad y de f…

Diario de la construcción: Floresta Moon

Imagen
Me preparo para irme. Sólo me faltan algunos detalles de las solicitudes que estoy agenciando. Ojalá las cosas fueran más rápidas. Ojalá que esto funcione. Ojalá que todo caiga en su lugar. Tengo tantas ganas de que funcione que a veces me da miedito. 
Y sobre todas las cosas sé que en éstos momentos tengo que tener la cabeza fría. Nada de ilusiones. Nada de sueños. Nada de querencias sobre un lugar u otro. Claro que muy adentro tengo la universidad y la ciudad a la que quiero ir. Y no, no es ni Florida ni Nueva York. Ya la suerte o el universo dirán. Trato de no aferrarme. Estar clara de que las cosas no saldrán cómo una las planea. Así no habrá ni desilusiones ni dolores. Trato de fluir, para nada fácil. Tiendo a la resistencia. Acepto. Aprendo. Me adapto. Eso se llama destrucción. Romperte en pedazos para moldear una mejor actitud hacia esta crisis. 
Sigo perdiendo, ya se ha vuelto como una costumbre demasiado cotidiana. Tampoco estaré participando de las Fiestas de la Calle 2017, al…

Rosa

Imagen
Soy instintiva. Mi intuición me guía y yo la escucho y la sigo aunque a veces no entienda las cosas exactamente como se presentan. Pero sé reconocerla la gran mayoría de las veces para ambas cosas: para bien y para mal. 
Mi tripa es medio bruja. A lo largo de mi existencia en más de una ocasión alguien me ha llamado bruja. Ya sea por lo obvio: pelo negro largo, uñas pintadas de colores oscuros, sombras negras sobre mis ojos, labios oscuros casi como el beso de la noche. Y mi madre siempre me dice que le adivino el pensamiento. 
Por mis lunas, por mi predilección desde siempre a vestirme de negro, de azul indigo, de morados y púrpuras. Yo le llamo vestirme de noche. Y por mi conexión con los animales. 
Pero si lo soy o no eso no tiene importancia. Creo que todas las mujeres lo somos de una u otra forma. Y esto no es malo. 
Mi escrito hoy es porque es noviembre ya estamos en el final... 
También quería poner en palabras mi extraño gusto de los últimos meses por el color rosado. No en mis atr…