Mi pequeña Gaia...

    Ilustración por NWPB, miniatura a lápiz 
    Todos los derechos reservados.


Hace unas semanas pasadas tuve el honor y el privilegio de visitar el estudio de la artista puertorriqueña, Myrna Báez, a quién se le dedica la campechada de este año. 

No tengo que hablar de lo sagrado y mágico de su taller, del camino de plantas y arbustos para llegar a el. No tengo que hablar del caos perfectamente organizado, ni de los detalles que asaltaban mi curiosidad ni de lo maravillada que estaba. En ese momento fui célula que todo lo absorbe y todos los sentidos a la vez.

Les puedo hablar de la inspiración y de lo consciente de la oportunidad que la vida me brindo. Y que de seguro es uno de esos momentos que no quiero olvidar.

Uno de los detalles que llamo mi atención y lleno mi corazón fue una pequeña (en todo el sentido de la palabra) colección de trabajos (grabados y dibujos) en miniatura. Los que me conocen saben que deliro por las cosas pequeñas y mucho más si son hermosas piezas de arte y grabados.

Cuando llegue a casa estaba tan extasiada que no paraba de hablar y eso si que es extraño (mi silencio suele hablar por mi). 

Entonces pensé que sería fascinante retomar mi antigua pasión por lo pequeño y comencé una serie de ilustraciones en miniatura. Sólo los he compartido en mi cuenta de instagram y ahora que les presento a mi pequeña diosa Gaia. 

Por que a pesar de todo y de lo inestable de mi situación y de la inseguridad los mensajes y la inspiración me llega de situaciones inesperadas y me aplaudo porque a pesar de la incertidumbre y de las pocas opciones para mi, he aprendido a ver y a escuchar, a sentir y a entender que desde mi y desde mi corazón mi camino se escribe y se ilumina.

Disculpen mi falta de ortografía y orden, escribo desde mi celular.

Comentarios

Entradas populares