Entradas

Mostrando las entradas de junio, 2013

Otra vez el corazón...

Imagen
No ha dejado de buscarme. Me lo encuentro en los momentos y espacios menos esperados. Se deja ver para que me ablande, para decirme el misterio que suelo interrogar en cada célula de mi universo. Me pregunta, me ilumina aunque me resista, me mira de frente y de reojo, siempre me mira.

Tomar la decisión de no hacer más corazones me dolió y provocó una especie de rabia y coraje y le grité que no apareciera más, que ignoraría todas sus formas, que su símbolo no me pertenecía ya, que encontró el camino en las pinceladas de otra artista y que fué a ella su reconocimiento. Pero se hizo el sordo y en su terquedad salió aún más, por todos lados. Lo seguí ignorando...fueron días difíciles. Busqué la noche, la sombra índigo, la imágen perdida de las cosas, me refugié en las estrellas y en la luna pero aún en la noche, latía en mis ojos su imágen, en la estrella más luminosa del silencio. Mensajes (inesperados en lugares inesperados) como: "sobre toda cosa guardada, guarda tu corazón; porque d…

Una linda sorpresa...

Imagen
En mi escrito sobre el regreso, hice referencia a que no todo fué negativo en los meses que decidí ausentarme del mundo virtual. En mi infinita tristeza la alegría y la sorpresa también me visitaron. Un evento muy grato fué el correo-e de Ana Isabel Monteiro de Air Design Studio saber que trabaja para una reconocida revista canadiense y mis tarjetas en linóleo encajaban muy bien en su artículo sobre el cual estaba trabajando.
La primera impresión fué reír, luego reír y llorar, soy muy tonta para éstas cosas. Uppercase magazine ha sido mi revista favorita desde que la descubrí hace casi un año atrás. Siempre leo su blog, sus inspiraciones, sus entrevistas y mi corazón se llenó de sueños imposibles. Un día dije en voz alta, -quiero salir en esta revista- sabiendo que más difícil no podía ser. Allí quedó el sueño y las palabras lanzadas como un gran suspiro al universo. Me olvidé de esta petición y seguí mi vida normal, hasta que recibí el correo meses después.
No se lo dije a nadie, solo …

La segunda mudanza

La segunda mudanza transcurrió en un torbellino de eventos. Contrario a la primera, hace año y medio atrás, sabíamos que nos tocaba y sabíamos que nos queríamos ir de allí lo antes posible. Para dos amantes de esta Isla surreal, la casa de Don Pedro se convirtió en un espacio intolerable, pasó a ser de un lugar bonito para vivir a un disco pub, lleno de personas frívolas y superficiales. No diré ni el nombre porque me juré que ni la mala publicidad les daría.
El mes de abril fué de intensa búsqueda, primero pensamos en movernos fuera de San Juan, pero lo que vimos no era precisamente una ganga ni mucho menos seguro. Así que San Juan se quedó con nosotros por otro año más (ya la vida nos dejará saber). No fué fácil. Al final de tanta búsqueda encontramos la "cuevita".
Durante el proceso nos enfermamos, Enrique unos días en cama y luego semana y media mas tarde, me dió una sinusitis y asma que me dejaron cinco días fuera de carrera. Como la primera mudanza, la hicimos solos.
Fué u…

Para después (poema)

Para después nada queda Para después ya es muy tarde lo tarde lo que nunca llegará lo nuevo nace en brigadas silenciosas lo nuevo que no es nuevo para después la vida imaginada, interrumpida, inadvertida de lo tarde y de lo nuevo lo que nace lo que muere lo que después del después no duerme ni invoca ni escupe ni fascina para después la sombra la simple hoja las grietas que caminan para después todo lo que no se olvida para después lo que nada queda 15 mayo 2013 inédito
Este poema lo escribí hace poco mas de un mes y se publica por primera vez hoy, 21 de junio del 2013. Todos los derechos reservados©.




El regreso...

La intención no era regresar. Cuando las cosas y la vida se complican, lo mejor es apartarse del camino para poder tener una mejor perspectiva de los tropiezos y como sortearlos sin tener mucho daño. El dolor de las cosas, de las rutinas y de la vida misma te hacen girar en direcciones de sorpresa que, siempre puedes utilizar a tu favor.
En éstos tres meses de ausencia mi vida ha sido una carrera de obstáculos en dónde la rabia me ganó muchas veces, las frustraciones diarias fueron, otra vez el espejo de mirarme y re-plantearme cuales son mis opciones a una realidad cruda y dolorosa.
Vivir en un país en dónde el 90% de las cosas no sirven, los servicios son una prueba divina de paciencia, las lágrimas y la rabia se beben de igual a igual en cualquier hora del día.
La recaída de mi balance emocional fué estrepitosa y sí, fuí bestia enloquecida porque no puedo fingir lo que siento y lo que veo. Todo se me vino de golpe y decidí irme precisamente al lugar más apartadoque conozco: mi propia …