Entradas

Mostrando las entradas de junio, 2012

En Society 6

Imagen
Desde hace un par de meses, decidí lanzarme un poco mas en serio al mundo mágico de la fotografía. No soy experta, solo tengo el ansia de ver allá donde lo cotidiano nos ciega, jugar con las luces, descifrar misterios y encantos en la ciudad, hablar directamente con las hojas y con todo lo que observe desde el lenteojo quizás para insistir en la memoria y en lo imposible. Aquí les muestro un pequeño ejemplo de mi tienda en Society 6, les advierto que está en crecimiento y en revisión constante, no tanto como el tiempo me permite, pero el plan es ese, crear un banco de imágenes que decoren tu alma más que tu casa, que te hablen al corazón desde la magia simple de las horas y que se conviertan en la poesía que las palabras no alcanzan. Están más que bienvenidos y bienvenidas...



Atardecer...

Imagen
Todo se detiene, el sol esconde su luz hasta el otro día posible. La certeza es un don solo dado a los astros y a las estrellas. Mañana será de nuevo el comienzo y el final. Cada día nacemos iguales, cada día morimos distinto. El anuncio llega después de las horas, los pájaros lo saben, el viento lo provoca y el calor nos adormece para no presentir el final.
La vida es un círculo, todo, todo es cambio espiral constante del ciclo eterno que no acaba y acabará cuando dejemos de ser este cuerpo frío y caliente.
Me despido brevemente, una vez más, debo detener mi ciclo para encontrar el principio debo saber el final. Ya no invoco a nadie, ando sola, sin dios, sin olvido, solo yo con las memorias. Las que muerden los talones al pisar, las que muerden la palabra desde el pensamiento.
Es hora de partir sin reparos, sin verguenza, sin el miedo atroz al desvelo, develar el instinto es un acto de magia cruda y rapaz. Escribo para no morir o al menos para vivir de otra forma. Es tiempo de ser l…

Somos luz y color...

Imagen
¿Alguna vez haz sentido la necesidad imperiosa de ponerte un color? ¿Te haz levantado sintiéndote de un color en especial? Bueno, te digo la razón y es que todos somos luz y color. De seguro ya lo sabías, pero nuestro cuerpo (materia y espíritu) celular reacciona a los cambios de luz de nuestro entorno y gracias a la luz existen los colores. Nuestro cuerpo reacciona a ello. 
Cuando sientes la atracción o la necesidad de un color, es porque nuestro espíritu y nuestro cuerpo lo necesita, tenemos un "down" de ese color en especial y es importante responderle. Para la terapia del color, los colores básicos son los que conforman el arcoiris mas el magenta y el dorado. Como sabemos la naturaleza a nuestro alrededor está marcada y creada en las combinaciones de color mas extraordinarias, la naturaleza es sabia y maravillosa y es mucho lo que tenemos que aprender de ella, de nuestra Madre Tierra, de nuestra Madre Color.
Dentro de los colores del espectro visible hay una variedad in…

A través del color...

Imagen
Sé que he estado alejada de este blog y desde que decidí que ya no haría corazones sagrados mi mundo interior ha sido de cambios. Todavía sigo en la búsqueda de mí y de encontrar el sentido a ser artista. Todavía temo hacer "arte" y alejarme de este blog es también parte de mi estrategia para crear distancia entre mis ideas y mi "querer hacer".
Aunque a veces siento que mientras más me alejo o quiero alejarme del arte más cerca estoy de esta emoción tan contradictoria que me provoca. De seguro tiene que ver con mi autoestima, en como me veo yo y en como creo que me vé el mundo. Pero esto es algo que tengo que aprender a manejar, no de ahora, sino de mucho tiempo atrás. 
Quizás es que ya no estoy dispuesta a seguir en la competencia diaria de ser artista, de hecho, me rindo a no serlo, me rindo. Digamos que ya no me interesa viajar el mundo con mi "arte", que ya no me interesa este afán por llegarle a la gente, seré lo que tenga que ser y punto. Si lo log…

Temor...

Le temo al viento. A la inocencia cruda de los pájaros. A las partículas ocultas en mi ojo.
Le temo al nombre del amor. Al Océano bravo , al caracol que interroga, a la lluvia espinosa asesina de soles.
Le temo al insomnio. A las ausencias que destierran las mañanas.
Le temo al arte, a la acostumbrada forma de trazar las líneas, a los pinceles que insitan, al papel que habito, a la imágen perenne de un anhelo.
Le temo al escondite de los peces, el inframundo nido de camarones, de piedritas que caminan la luz.
Le temo al destierro que vuela en su nido y luego vuelve en arrogantes cielos.

Le temo a la nada.
Al l intento de sonreír, al espacio
que se cuela entre las rendijas.

Quizás tanto temo a todo
que soy este saco de huesos y carne,
de nervios y venas,
de pelos y uñas
tratando de estrujar la faz
entre las sombras
y verme fina luz
llena de valientes
semillas...


nwpb© 2012
poema inédito