Entradas

Mostrando las entradas de noviembre, 2008

Vali Myers...

Imagen
Vali Myers fué una mujer-artista que conocí a través de un libro en la mesa de centro en la sala de la casa de una tía nuyorkina allá por los 89 ó 90. Me impactaron desde entonces sus grandes ojos verdes, su belleza exótica y excéntrica, su arte y su amor por los animales. Me pareció como una Frida Australiana. Y aquí comparto lo extraordinario de ésta mujer. 
Las fotos fueron tomadas de su sitio web: www.valimyers.com

Sunday Treats...

Imagen

Pensamiento de hoy

Esto me lo dijo un cliente hoy mientras lo atendía con su orden:
"Puedes destruir el molino, pero no el viento que lo anima"
Y fué como un mensaje divino o casual pero muy significativo para mí. Un poco de luz para mis días de rutina...

Sueño

En la madrugada me levanté con la sensación de haber estado en un lugar sagrado. Las imágenes eran confusas como suelen ser en los sueños. Una pared en la cual se presentaba un libro de forma apaisado (rectangular) con imágenes, bordados y palabras. No lo podía ver muy bien pues las imágenes se daban como si las mirara a través de un cristal húmedo o como si lo estuviera viendo sin mis lentes (soy miope), indefinido, borroso, lejano. Dos eran los libros uno puesto sobre una mesa de madera y el otro expuesto como un cuadro en la pared. Todos lo halagaban, a ese el especial. El sagrado. En el sueño dudaba por segundos de cuál era o si ambos.
No lo había visto de cerca ni sabía su contenido sin embargo tenía la sensación de conocerlo pedazo a pedazo, sin verlo sabía lo que era, sabía de sus palabras sin leerlo, sabía de sus rosas tejidas finitas y con sus espinas. Unas líneas negras lo bordeaban, muchas flores, capullos, y era como algo omnipresente. Una sensación de santidad, de silencio…

Radiografía de E., M. y A. (los sacerdotes de la inquisición actual)

En las doradas luces de noviembre, quisiera borrar de su estado la palabra celos.
Para luego descubrir que siempre juzga y atropella quien esconde debajo de su ala o de su colchón o de su alma la noticia que delatará su infame injusticia. La sombrita en los ojos, el borrón en el papel limpio. No puedo entender ese estado de frenesí agobiante. No puedo entender tanta asfixia. Tanta energía gastada en la mala sangre y en la mala leche. Tanta rabia contenida. Por que hay rabias y hay rabias. No puedo entender ésa precisamente la que no tiene sentido, la que no se corrobora, la que carece de pruebas definidas y solo por la inseguridad se tiene y se teme.
Me resisto a ésa y a la estúpida que enloquece por tener el control absoluto. Por dejarle saber a todos que es una princesa engreída que se lo merece todo, que así nací yo y es lo que mi mai me enseñó. Ahora entiendo que los celos son una cuestión genética-esqizofrénica que mutila las seguridades de las personas. Ahora entiendo que son una …

Para el mal de ojo...

Imagen
mírame, vélame, sálvame de aquél de aquella que me señala desde sí para tocar el azul de mis resguardos. Ojo luz soy. Ojo sueño soy. Ojo aquí y ahora soy. Ojo pez soy. Ojo luna soy. Ojo lobo soy. Ojos siderales soy.

Este escrito corresponderá a los collares-amuletos-palabriados. Y obviamente corresponde a uno de mis elementos: el ojo. (Yara y Norka ya tengo mi primer escrito, el jueves las espero para mostrarles lo que tengo...maquinita, maquinita que nunca deja de pensar!!!)

Germen...

El sábado en la clase de joyería una compañera mencionó que leyó la biografía de Coco Chanel y estaba sorprendida de que ésta siguiera trabajando y diseñando hasta sus últimos suspiros de aliento (cerca de los noventa y tantos años). A lo que yo agruegué que hay quienes sienten esa necesidad de crear siempre. Entonces el profesor mencionó la palabra: gérmen. 
Algo se me iluminó, lo entendí así de repente, clarísimo. Estoy contaminada con el germen, ese, el que provoca la urgencia de hacer, inventar, imaginar, crear, en fin vivir en la luna de Valencia. Los artistas, los contaminados, lo sentimos. Y juro que antes no se me habría ocurrido ni me había llegado tan claro esta aseveración. Sonreí extasiada para mis adentros (esto es lo que me ha estado ocurriendo desde que recuerdo). Entonces llegaron una a una las imágenes y recuerdos de mi niñez, de cómo le dibujaba y hacía postales a mi mamá para el día de las madres (con poemas y todo, aclaro que nadie me las enseñó). Como la observaba …

El primer taller (homenaje a Yara y Norka)...

Imagen
Get your own - Open publication
Gracias a ambas por compartir la luz, el conocimiento, la alegría y las penas. Este "journal" virtual es para compartir no solo las fotos sino las ideas que van surgiendo para ir sanando, fortaleciendo lazos individuales y colectivos. Lo pasé muy bien, y les quise regalar este detalle.  (Yara y Norka, lo pueden poner en sus blogs si interesan). Un abrazo a ambas!!!
Por fin tengo internet nuevamente!!!!

Holgariando II en issuu.com

Imagen

También hay cosas...

No todo es tristeza en mi vida, ni desaliento ni malditud, a veces, ciertamamente siento que me ahogo en el diario vivir. Pero también hay cosas buenas y cosas que me hacen feliz. Es por eso que también vale la pena decirlas para compartirlas y para que con su liberación vayan cual suspiros en el viento conjurando a mi favor. Que cuáles son esas cosas, pues ahí voy:La luz de la mañana y el canto que hacen Belesiña y Kokihno cuando la ven (al escucharlos sé que están bien).El café oscurito, "cargao" y dulcesito que saboreo cerca de las 8:30 am (casi siempre es a la misma hora).Correr por las tardes y aunque ya lo he dicho vuelvo y lo repito porque el sudor que genera mi cuerpo me limpia de las toxinas y así siento que mi sangre se va limpiando también y por que nó también se aclaran mis pensamientos.Ir dando los primeros pasos de cientos que me faltan para lograr lo que quiero (el primer paso fué abrir una cuenta de ahorro para cuando sea necesario comprar mi libertad)El segu…

En el día de los muertos...anuncio

Anuncio:La primera muerte aconteció desde la punta de sus dedos hasta el gatillo oscuro que rozó mis sienes mientras el otro espejo algo se miraba. Fué la sangre mía derretida en tus venas. El cemento no es tierra para aprovecharnos Y se perdió irremediablemente. El aúllo cegó mis ojos brujos sordos los labios ya sin mirarte, mirarnos, verte. Apunté la distancia eterna de tu espacio paralelo, no me llamaste.No sé tu nombre.Y maldigo la hora el tiempo nos mató, aquí, allá, hoy, mañana, siempre de ayer.En la hora de nuestra muerte, amen…silencio lloré, gritos reístes.Fuí yo la que se fué, tú, la soledad me vestiste.Anuncio:La segunda muerte aconteció a escasos días de diciembre. Esta vez fué desde mí que volví siniestra la locura, porque el augurio de tu muerte ya rondaba nuevamente.Quise correr…solo tuve tiempo de suplicar estrellas.Amanecí gris en el peso de mi vientre.Corté las alas mías…nunca fuí ave.Solo lobo, licántropa salvaje.Qué extraño ardor de punzadas libres y asesinas miedo…