Entradas

diario del odio: la ternura escondida

Imagen
A veces creo que me gusta lo incomprensible, es decir, "a veces" tiene vicios de siempre. 
Lo incomprensible no es necesariamente lo que no entiendo. Lo incomprensible es un lenguaje antiguo, que nació conmigo, en mis átomos y células. Y se viste de voces que vuelan en las mañanas, voces de pájaros que anuncian algo que aún no sé. 
Quizás, lo incomprensible tiene mucho de ternura escondida entre los pliegos que van armando el conjunto de pequeños actos de magia, como el salitre que se siente en el viento mañanero. 
El ojo, esa voluntad propia y rebelde que mira y ve lo que se le antoja. Ver y mirar no es lo mismo. Eso es obvio, pero no para muchos. Lo obvio es el paisaje que ciega. 
A veces, se me antoja inventarme cuentos extraños para salir a cazar preguntas: dónde es mi norte. dónde y en qué espacio me siento perdida.
Y comprendo que desde este cuerpo roto y quebradizo, ahí, justo detrás de la rabia y el odio, se esconde una ternura dolorosa, algo así como una espina transpare…
Hoy, todo tiene ganas de llorar-
la primavera 

Diario del odio: hay

Imagen
hay paisajes tan de siemprehay sombras como nombreshay puñados de ojos juntándosehay bocas hechas fuegohay sangre desde la salivahay de tanto y hay de nada hay mordidas que vuelan como susurroshay llantos escondidos en las piedras hay horas iguales debajo de un barco hay salidas sin adioses...y hay dolores inmutables todo para deshojar las mariposas 

Diario del odio: NO

La respuesta de la Uni es NO. Ya me lo imaginaba. Una vez más, todas las puertas cerradas. Lo único bueno es que ya me siento libre de la espera y de volver a intentarlo. 
Es obvio que estudiar, terminar mi maestría, está bien lejos de mi alcance. Es algo que debo aceptar. 
El odio crece. La infección es más profunda. Por ahora no hay cura, soy un animal moribundo, abatido, rabioso, herido  de muerte y frustración. 
Mi caída es profunda, supongo que temporera ( dicen ),yo no sé si salga de esta. Odio es lo que me habita, hoy más que nunca, soy hija de las sombras. 

Diario del odio: definir

Odio? 
Para curar lo que sea hay que definirlo. Entenderlo. Reconocerlo. Asumirlo. Sentirlo. 
Y en éstos momentos en que la vida me tiene comiendo mierda, arrastrada en el fango de la incertidumbre y la precariedad. En restar mucho más que sumar. En que todo parece patearnos el culo hasta vomitar sangre. Sí, hay mucho de odio y de rabia. Lo entiendes? 
Entonces, cuál es tu pregunta? A qué, le tienes miedo. 
Y para curarlo, lo defino. 
Odio la pobreza, la precariedad de mi madre y de mis hermanos. Los días sin comida, los días sin luz, los días sin agua. Odio porque duele y tú no lo puedes saber. 
Odio la impunidad. Odio la violencia. Odio la imposición de una junta que nos tiene agarrados por el cuello. Odio la ignorancia. Odio la religión frívola e inquisidora. Odio todas las formas en que nos están envenenando. Odio el abandono. Odio la falta de educación y más escuelas cerrando. Odio los gringos que compran nuestra tierra y nos obligan a irnos de nuestro País, para luego llamarnos inmigr…

03/07

Hoy, el viento tiene furia...

Marzo

Ya llegaste marzo. Y contigo también llegó la pausa. Seré breve. Ya te imaginarás que la vida me golpea sin parar. Cada vez es más difícil vivir en la Isla. El dinero no alcanza por más que me exponga al sacrificio. 
Estoy cansada. Necesito silencio. Necesito parar. 
Nada a mi alrededor fluye. Nada. Había imaginado este mes tan lleno de sorpresas y bondades. Pero lo único bueno que ha pasado es la llegada de las bufandas y cartucheras. Y de nada ha servido esto si todo a mi alrededor es un gran estancamiento. 
Y me rindo. Ya no puedo más.
He decidido parar para dedicarme sólo al trabajo regular. Hasta que todo esté en orden. Porque ahora más nunca me urge. No puedo más con este sentimiento de abandono y de pérdida. Tal parece que mientras más energía invierto en salir de la mierda más me hundo en ella. Me detengo. Algo debe de andar muy mal. 
Mientras espero por la respuesta de la Uni. me retiraré por unas semanas o meses. Quizás hasta el verano. Me retiro del arte y de sus fundamentos. 
Ne…